El calendario de vacunas del gato


gatoLa salud de tu gato es una de las principales consideraciones que debes tener en cuenta si quieres convivir con esta mascota. Por eso, es fundamental que garantices su salud y la tuya, llevando puntualmente a día su calendario de vacunas.

La vacunación de tu gato garantizará la prevención de enfermedades tan comunes y peligrosas como la leucemia, la rabia o la peritonitis infecciosa.

Si tienes un gatito pequeño, el calendario de vacunaciones será más fácil de seguir, mientras que si has adoptado un gato ya adulto, todo dependerá de su edad, la raza, su estado de salud, dónde ha estado viviendo hasta entonces, etc. Solo el veterinario, tras una revisión integral de tu gato, podrá aconsejarte qué vacunas son las que debe ponerse.

EDAD DEL GATO  TIPO DE VACUNA  CARACTERÍSTICAS
 9 semanas Triple vírica (Panleucopenia, Rinotraqueitis, Calicivirus), Leucemia Son las enfermedades de mayor riesgo para los gatos pequeños (en especial atención a las razas braquicéfalas como el gato Persa, pues tienen mayor tendencia a padecer estas enfermedades)
 12 semanas Triple vírica + Leucemia/Clamydia Consecuencia de retrovirus estas enfermedades están muy extendidas por el mundo entero.
 16 semanas FIP (Peritonitis infecciosa felina) Es la causa por enfermedad más frecuente en gatos, por lo que es fundamental su vacunación, ya que sus consecuencias son fatales.
 20 semanas Rabia  Sus consecuencias son fatales y tu gato podría morir en 10 días tras su contagio.

Como comentaba, el veterinario hará un estudio sobre el estado de salud del gato y su historial tanto médico como social. Lo primero que debe saber el veterinario, es si el pequeño gato está aún tomando leche materna porque, en caso afirmativo, es conveniente esperar unas dos semanas para vacunarlo. Esta medida se toma para evitar que los anticuerpos de la vacuna se mezclen con los que la madre le proporciona a través de la leche. No hay mejor medicina natural para el pequeño gato que la leche de su madre.

Eso sí, es muy importante conocer el estado de salud de la madre del gato, puesto que si es una gata vacunada y en un estado óptimo de salud, el gato se alimentará correctamente, pero si no es así, el gato podría verse afectado por la falta de nutrición de la madre, por unas bajas defensas e incluso ser atacado por parásitos intestinales o infecciones bacterianas o víricas.

Otra información clave para el veterinario que debes dar, es si el gato vive solo dentro de casa, o si por el contrario, tiene contacto con otros gatos, sobretodo callejeros, ya que ésto aumentaría los riesgos para su salud. Por ejemplo, si es un gato que hace vida en la calle, la leucemia felina y la rabia están al acecho y es muy fácil que pueda contagiarse en una pelea de gatos (desafortunadamente, bastante comunes).

La zona en la que viva el gato también debe comentarse al veterinario: no es lo mismo vivir en una ciudad que en el campo.

Con toda esta información, el veterinario sabrá qué vacunas necesitará tu gato, si debe reforzarse anualmente alguna de ellas, y qué medidas sanitarias tomar para mantener a tu gato en perfecta salud.

1 comentario

  1. navy dice:

    es ke engo un gato de sinco meses lo rescate estaba botado i no se sus vacunaciones k ago

Deja un comentario